Normalmente hablo en mis clases sobre  «la práctica constante del tai chi”.  Siempre me escucharán decir “solo la práctica constante los hará entender cuál es el camino correcto”, entendiendo como práctica constante la disciplina.

Y es que hablar de artes marciales es hablar de disciplina. Confundimos a menudo la disciplina con la constancia o la persistencia, olvidando que estas deben tener una guía y un método adecuado para llegar a buen puerto. Por ejemplo si tengo un mal hábito, la constancia lo único que va hacer es perpetuarlo antes que corregirlo.

Observando mis clases, y viendo mi vida en retrospectiva, lo que más cuesta asimilar de la práctica del Tai Chi Quan es la importancia de la disciplina. Como occidentales, específicamente como latinos, nos cuesta mucho entender la importancia de ser disciplinados. Valoramos otras cosas por encima de la disciplina como la inteligencia o la creatividad, y no me malentiendan me parecen importantísimas. La inteligencia y la creatividad son las que permiten hacer llevaderos momentos monótonos que sin eso serían insufribles.

En el tiempo que llevo practicando Tai Chi Quan bajo la batuta del maestro Juan Vasquez  he aprendido que es la disciplina la que fortalece la voluntad, que es a su vez la quinta esencia de la vida. La definición de disciplina es: “Conjunto de reglas de comportamiento para mantener el orden y la subordinación entre los miembros de un cuerpo o una colectividad en una profesión o en una determinada colectividad”. Y he aquí el truco: no existe disciplina en solitario ni aquella que no tenga metas altruistas colectivas.

El maestro Chen Bin y su esposa junto al maestro Juan Vasquez y sus 8 discípulos

Es absolutamente necesario tener un grupo de práctica y una buena guía metodológica para poder al menos soñar con la disciplina, siendo esto complicado de entender en estos tiempos modernos en el que se cuestiona constantemente los principios de orden y autoridad, y que se vende el éxito en cualquier empresa sin necesidad de dedicar tiempo ni esfuerzo. Con esto no quiero argumentar que esté mal el juicio propio ni que se deba creer todo sin duda ni murmuración, pero creo que es muy importante tener la guía de una buena y sólida educación; algo que lleva y cuesta bastante tiempo aprender.

A lo que quiero llegar es a que si bien la constancia nos puede hacer crecer y tener éxito personal, si tenemos la suerte de tomar las decisiones adecuadas; es la disciplina la que nos hace crecer como personas y como sociedad. No solo mejoramos nosotros como individuos sino también el entorno que nos rodea, nuestra sociedad.

clases tai chi online via zoom

¡Inscríbete ya!

  • Tenemos planes corporativos
  • Contamos con horarios en las mañanas y las noches
  • Nuestras clases son online vía ZOOM
  • Para las clases solo necesitas ropa cómoda porque realizamos muchos estiramientos.
  • Los costos son según las clases que tomes.
Comunícate ahora